Pensando también se queman calorías.

El día a día quema. Quema el trabajo, queman los atascos, quema la casa, quema la compra, queman los niños… Pero debemos sacar tiempo de donde sea para hacer un poco de deporte.

La propuesta de venta a comunicar, un programa de entrenamiento de 30 minutos de duración para aquellas personas que no tienen mucho tiempo libre, en el cual se podía llegar a quemar hasta 500 calorías por sesión.

Y ¿Cómo conseguir que un gimnasio exclusivo para mujeres capte la atención de su público objetivo? Hablándole de manera directa. Que el mensaje resultase cercano y cotidiano. La solución la teníamos justo delante. En el día a día que todos sufrimos de alguna u otra manera. Para ‘Mujeres que pueden con todo’.

Nos pusimos a investigar sobre una larga lista de los quehaceres más cotidianos y una relación de las calorías que perdemos al practicarlos. Los datos fueron de los más reveladores. Con solo media hora de entrenamiento en Curves se quemaban muchas más calorías que dedicándole más tiempo a muchas de las tareas que desempeñamos diariamente. Así que aquellos datos más curiosos y que más se asociaban con nuestras clientas los convertimos en gráficas publicitarias.


Cliente

Gimnasios Curves.

Fecha

2012

Piezas:

Estrategia, concepto creativo, diseño y producción gráfica, diseño y producción de material divulgativo, diseño y organización de eventos, diseño web.